Tuesday, October 20, 2009

Extrañas Apariciones - El embrujo en Connecticut (The Haunting in Connecticut -2009)



Extrañas Apariciones o Embrujo en Connecticut (The Haunting in Connecticut)es una película inspirada en un supuesto hecho real ocurrido en 1987 en una casa ubicada en Connectitud en la cual la familia que decide rentarla tiene que lidiar con poderes y entes sobrenaturales que los atormentan durante su permanencia en dicha casa. La película fue dirigida por Peter Cornwell  y estrenada este 2009 está protagonizada por Virginia Madsen, Kyle Gallner, Elias Koteas, Martin Donovan y Amanda  Crew.


La historia nos relata la trágica noticia de que Matt, hijo mayor de la pareja Campbell es diagnosticado de cancer, el largo camino de la residencia Campbell  hace que el trayecto para llevar a Matt al tratamiento sea un real martirio por lo que luego de varias discusiones entre sus padres finalmente deciden alquilar la casa ubicada en Connecticut. Tras la mudanza Matt comienza a sentir extrañas visiones pero en principio decide no hablar de ello con los médicos ya que las alucinaciones lo harían quedar fuera del tratamiento experimental al que viene siendo sometido. En la mudanza los acompañan obviamente el padre, la sobrina de la familia y los dos hijos pequeños.

Poco a poco las visiones de Matt se vuelven cada vez más reales e intensas, todas relacionadas con un joven de su misma edad. La enorme casa tiene varios ambientes pero Matt como si fuese atraído por una fuerza extraña decide que su cuarto sea uno de los ambientes más lugubres del lugar, el pronóstico de nuestro amigo no es muy bueno, pero su madre quien al igual que el resto de su familia tienen una gran creencia religiosa se aferra a la esperanza de que su hijo se recuperará.

Hasta ese entonces vaios sucesos extraños suceden en la casa, pero solo Matt puede ver a los espectros que parecen tratar de decirle algo. Durante una sesión en el hospital Matt conoce a un reverendo que también padece de cancer, ambos entablan un dialogo rápido pero bastante elocuente. Gradualmente las cosas en la familia Campbell van deteriorándose, al parece recae en su alcoholismo debido a las deudas por el costoso tratamiento y el alquiler de la casa, mientras que Matt debe lidiar no solo con su enfermedad sino con los espíritus que lo atormentan siempre relacionados con un joven que al parecer habitó la casa vaias décadas antes.

Con ayuda de su prima Wendy (Amanda Crew, actriz que pudimos ver en Destino Final 3) comienzan la ardua tarea de investigar la casa en los registros de la biblioteca local, gran descubrimiento aunque predescible para el espectador es que la casa antiguamente funcionaba como una funeraria, el dueño realizaba actos de espiritismo para contactarse con los muertos, utilizaba para ello a su hijo Jonah quien tenía poderes de medium pero sufría mucho con cada sesión.

En la carretera cercana a la casa en Connecticut existió algunas vez un cementerio, peo según publicaciones de aquél entonces lo extraño del asunto es que al construir la carretera en los ataúdes no encontraron restos humanos, es decir faltaban 100, alguien profanó las tumbas y se llevó los cadaveres. A estas alturas ya sabemos quién fue, el padre de Jonah utilizaba los cuerpos para amplificar el contacto con los espiritus en las sesiones que realizaba pero para ello, cortaba los párpados de los cadáveres... una especie de ritual. Jonah llega a su límite y en una de las sesiones pierde el control emanando de su boca ectoplasma, la sesión fu tan brutal que las personas incluyendo su padre fallecieron, los espíritus persiguieon a Jonah y éste quedó atrapado en el horno crematorio de la funeraria. Es por eso que en las visiones de Matt el espíritu de Jonah aparece todo chamuscado.

Tras descubrir todo esto Matt y Wendy llaman al reverendo quien ya le explicó que solo las personas que están cerca del "otro lado" pueden ver a los espíritus por eso es que personas saludables no ven usualmente este tipo de cosas. Los tres intentan realizar una improvisada sesion de espiritismo para liberar el espíritu atormentado de Jonah pero Matt sufre demasiado con los ataques del ente.

Luego de un incidente la madre de Matt llama al reverendo quien ya está bastante mal pero aún con fuerzas para intentar liberar el espíritu del joven medium. A todo esto nadie sabe dónde fueron a parar exactamente los 100 cuerpos robados tiempo atrás. Cuando el reverendo parece haber encontrado una especie de pertencias de Jonah o ¿sus cenizas? finalmente las libera y cree que finalmente todo ha terminado y que la familia podrá estar en paz de nuevo.

Lo que en realidad hace es expulsar el espíritu del joven medium quien trataba de advertirles y proteger a la familia de los espíritus de los cuerpos profanados que están con más ira que en un principio, Matt se ve afectado por extraños cortes en todo su cuerpo por lo que es hospitalizado. Mientras que en la casa los espíritus desatan su ira contra Wendy y los hermanos pequeños de Matt, éste al parecer influenciado por el fantasma de Jonah escapa del hospital y se dirige a la casa, saca a todos los ocupantes y en una de las escenas más perturbadoras de la película  saca los cuerpos escondidos en antiguos estantes pegados en las paredes de su habitación, la cantidad de cadáveres y el aspecto de éstos es escalofriante, sin importarle lo que le pase prende fuego el lugar incinerando incluso los párpados de los difuntos que se encontraban en una caja escondida, finalmente los espíritus abandonan la casa y "al parecer" se van en paz.

Al principio de la película la madre de Matt descubre unas fotos bastante extrañas en las que se tomaban retratos de personas pero ya fallecidas, una costumbre antigua que se realizaba en épocas coloniales en Perú, este hecho también pudimos verlo en la película "Los Otros".

Los nombres en la película son distintos a los de la vida real, a la familia que sufrió este hecho. El director de la película tuvo una larga conversación con la madre que en la vida real se llama Carmen Reed, de hecho el personaje de Virginia Madsen quien encarna a Carmen Reed narra al principio e la película los hechos y al final también. Inexplicablemente el cancer de Matt desapareció, tras el escalofriante hecho   al final de la película se explica que la casa fue restaurada, remodelada y vendida a una nueva familia... nunca reportaron ningún incidente sobrenatural.

El que la película eté basada en un hecho real le da cierto grado de interés a la película, en realidad tiene varios momentos que nos pueden pegar un buen susto aunque por momentos algunas cosas quedan no muy bien explicadas... pero bueno, tratándose de algo "sobrenatural" sería dificil de explicar, es obvio. La película recurre a ciertos clichés en este tipo de películas hollywoodenses pero el resultado no es nada malo aunque tampoco es para aplaudir. Digamos que cumple con las expectativas del espectador, no esperemos tampoco que sa la película de terror del año, pero vale la pena verla... interesante las fotos "reales" de la casa en los créditos finales por cierto.

0 comentarios: